Trama y urdimbre, Stella Sidi, Centro Cultural Recoleta, 2011



Stella Sidi aborda la vida a través del arte. La artista palpita en sus propios trazos que definen con impecabilidad la anatomía humana. Pero una mirada más profunda nos permite ahondar en las verdades de su arte si nos permitimos advertir que el aparente naturalismo es, en rigor, un lenguaje autónomo e independiente de las referencias visuales de la realidad. Desde ese ángulo, es posible percibir que tanto los cuerpos injeridos como los inmaculados que presenta su obra son entes en latencia ante la presencia del velo. Es en esa integración en que la artista se apropia del concepto guipuire y de la exquisitez del encaje chantilly para brindar su poderosa analogía sobre las inscripciones de una realidad otra, perceptible en la etérea trama de los paños.

Los cuerpos apenas alcanzados por los lienzos parecen transitar un estado previo al renacer, donde las partes se desarman y organizan, todavía en la urdimbre original. Una atmósfera de claridad plateada proclama sin términos ni tiempos.

El descubrir de Stella Sidi es una constante construcción de su camino estético que propone al hombre un nuevo hombre y que otorga al universo haces de luz.

Grace Bayala, 2011