Amar el color, Francisco Bressanello, 2011



Francisco Bressanello se relaciona con el color íntimamente y define a este estado de vinculación como un trabajo sobre la ausencia, un constante fluir, una comunión con otra belleza y otra verdad. Al contemplar su obra la mente acecha buscando pares en la historia y nos ubica en el expresionismo abstracto trayendo el nombre de Mark Rothko y sus Colour Field Paintings.
Si bien aquella corriente de arte y sus representantes han incidido hondamente en el público; el tiempo ha transcurrido, vivimos otras épocas, se han multiplicado los abordajes expresivos y retomar elementos poderosos de alguno de los caminos del arte resulta una hazaña y un compromiso con el pasado y el futuro. Bressanello afronta el desafío con serenidad y avanza afianzado en sus ideas y en el acto de pintar definido como punto de choque y de desvío. El resultado, es el descubrimiento de escenas que el artista plasma vitalmente en sus telas y que el observador podrá integrar como experiencia estética libre de toda atadura de interpretación.
“Amar el color” no es sólo el nombre de esta muestra sino también la invitación formal al encuentro de una vivencia estética, que no es posible definir y que reclama nuestra percepción como único e indispensable enlace.

Grace Bayala, 2011