China, Exposición Fotográfica de Ariel Levinas, Maggio Boutique, 2011



China es el excelente libro de fotografías de un siempre poderoso y enigmático oriente.
Pero es, por sobre todo, un impecable cuaderno de bitácora creado por Ariel Levinas en su viaje al encuentro de una China prístina, inicial.
Una suerte de pintor viajero habita su ser y lo lleva a trabajar de manera prodigiosa en la captura de imágenes originales e imposibles donde tanto él como su cámara parecieran desaparecer para convertirse en el espacio donde sus modelos, personas o paisajes, despliegan el eminente perfil.
La cuidadosa factura de cada una de las tomas habla de su respeto por lo retratado y nos conduce en silencio, como compañeros de viaje, por los espacios salvados en su luciente visión.

A Levinas debemos - nada menos- que la ruptura del tiempo y el poder viajar a una tierra remota y a sus costumbres no extinguidas, al carácter de las formas y hasta el olor de los frutos de un mercado, a la ocasión de presenciar el llanto de una montaña que en vertical deviene en río.
Un mundo que nos revela el mapa inesperado de una realidad otra se abre paso a través de los caminos descubiertos por este artista del tiempo y de la luz que nos presenta el semblante matinal de pares en la vida abstraídos en la sabiduría ancestral de mostrarse tal cual son.

Grace Bayala, 2011